+33.6.27.50.94.53 contact@norbertmacia.com

      ¿ Qué es una toma de decisiónes ?

      Dimensión imprescindible del cuotidiano del dirigente, o del manager, la toma de decisiónes no deja de ser, evidentemente, también un asunto de todos…

      « Concisión en el estilo, precisión en el pensamiento, decisión en la vida.»

      Victor Hugo

      ¿ Qué es una toma de decisiónes ?

       

      Dimensión imprescindible del cuotidiano del dirigente, o del manager, la toma de decisiónes no deja de ser, evidentemente, también un asunto de todos.

      Tomar una decisión es un acto recurrente que se representa, de manera cíclica, a todos nosotros:

      • Decidir (en el sentido más confrontante de la expresión) se hace lo mas frecuentemente en un contexto con fuertes cuestiones y con una intensidad emocional variable, yendo del control más menudo a la explosividad rabiosa.

      Toma de decisiónes y entorno laboral

      Los emprendedores son familiares de las tomas de decisiónes.

      La decisión de emprender es, en ese sentido, un “tiempo del origen” que determina progresivamente una construcción de sentido, una ética de vida, y la movilización de valores emprendedoras correspondientes.

      En el management de las organizaciones, el proceso decisional es central y de gran importancia.

      Esto muestra de manera clara que « decidir » es actuar, pero también es antes de todo elegir.

      La etimología de la palabra nos orienta hacia la idea de “cortar”:

      • Es decir separar una unidad en, al menos, dos partes u opciones.  Una de esas dos realidades es el objeto de la elección, mientras que la otra parte es abandonada. Haciendo una elección, cada cual se identifica de una cierta manera a lo elegido.

      Toma de decisiónes y vida personal

      Una toma de decisiónes que pensaríamos ser sin importancia, puede en ciertos casos revelarse siendo de gran importancia y también tener consecuencias abrumadoras: en ella está el carácter disruptivo de tal acción.

      De modo que puede estar actuada por razones que vemos claramente (vemos claro), pero tanto como a veces por aspectos de los cuales no tenemos consciencia, parcialmente o en totalidad.

      Ahora bien, más el tiempo pasa  (después de actuar una toma de decisión) y más tenemos tendencia a sustituir estos aspectos por un procedimiento de racionalización “sana” que se enfrenta rápidamente con sus propios límites (principio de racionalidad acotada del actor económico).

      Cada persona que tome una decisión importante, debería ser muy atenta a la parte de sombra propia a cada toma de decisión.

      Preguntemos:

      1. ¿Cómo me siento interiormente antes y después de tomar una decisión?
      2. ¿Qué efectos tendrá cada toma de decisión en mi entorno personal?
      3. ¿Cuál será el coste económico, psicológico y ecológico de mi toma de decisión?
      4. ¿Cuáles son mis motivos, mi intención?

      Ciertos autores (H.Bouchiki y J.Kimberly) (1), citados por el sociólogo francés Émile-Michel Hernández, en su excelente artículo sobre las diferentes dimensiones de la decisión de emprender (2), dan una tipología de la toma de decisión aplicada a la acción de crear y emprender.

      Esta clasificación comporta cinco tipos mayores de tomas de decisiones:

      1. La decisión pensada: seria la finalización de un proceso del pensamiento incluyendo un nombre importante de opciones y creencias.
      1. La decisión por defecto: tal que lo indica su formulación, este tipo de acción se caracterizaría por la ausencia de varias opciones y se quedaría, al final, con una sola elección posible, no considerada o deseada inicialmente, que se impondría de tal manera a nosotros como la única posibilidad restante.
      1. La decisión oportunista: se caracteriza por el encuentro de una oportunidad, o posibilidad, tal como su incautación, bosquejando de tal forma la cara de “Kairos”.
      1. La decisión impulsiva: sería una decisión que precedería toda forma de reflexión. Podríamos designarla como una “decisión emocional brutal”. Una toma de decisiónes directa y confrontante genera frecuentemente el sentimiento de haber sido engañado (o sentimiento de injusticia) y puede en tal caso facilitar el acto, que seo tan bien físico como verbal.
      1. La decisión programada: aquí tenemos una decisión de “tipo social”, que ocurre cuando nuestra elección está, por ante mano, dirigida de manera más o menos directa, por las solicitudes de un grupo, una comunidad o la sociedad. Esta clase de decisión puede esconder una relación a la autoridad de tipo “vasallaje”: es vasallaje en la lealtad oferta a una figura de la autoridad reconocida como tal, por la proximidad social, por la transmisión y la familiaridad. Estas decisiones pueden realizarse bajo el mando, o la influencia, de lógicas de acción subyacentes, cuales podemos enumerar 4 grandes categorías o familias:
      • La reproducción
      • La adaptación
      • La mutación
      • La conversión

      Toma de decisiónes y tipos de motivación

      Los tipos de motivación afectados por estas categorías de lógicas subyacentes, influyen en la toma de decisión programada y se caracterizan, según la teoría de la motivación (Deci) (3), como sigue:

      1. La a-motivación: es la situación que vive una persona cuando no llega a encontrar el significado entre sus acciones y lo que ella espera de sus acciones.
      1. La motivación extrínseca con regulación externa: es la situación que vive una persona cuando produce comportamientos, o acciones, con el objetivo de obtener una recompensa externa o bien evitar sanciones.
      1. La motivación extrínseca con regulación introyectada: es la situación que vive una persona cuando acepta (más o menos) las restricciones sociales con el objetivo de conformarse a ciertas normas sociales, familiares, y/o creencias implicando valores colectivos.
      1. La motivación extrínseca con regulación identificada: es la situación que vive una persona cuando es consciente de la importancia de definidos comportamientos, o acciones, con el objetivo de obtener resultados positivos para sí mismo y también para los otros.
      1. La motivación intrínseca con regulación integrada: es la situación que vive una persona cuando lo que está viviendo, sus acciones o comportamientos, está en perfecta adecuación con sus propios valores, fundando de ese modo su propia ética y su completa autodeterminación.

      Toma de decisiónes y confianza en sí

      Es también interesante, como ya lo he mencionado en esta representación grafica (7 lienzos posibles entre motivación intrínseca y sentimiento de confianza en sí mismo), de identificar ciertos lienzos activos en las tomas de decisiones:

      1. Interés y placer experimentado durante la realización de una acción.
      2. Sentimiento de competencia.
      3. Esfuerzo producido y cualidad de la actuación.
      4. Valores, ética y utilidad de una acción.
      5. Sentimiento de presión o de restricción social.
      6. Noción de “free-choice” o elección libre y consciente.
      7. Sentimiento de afiliación social.

      Si uno mira estos aspectos desde un punto de vista totalmente racional y conceptual, como por ejemplo desde el punto de vista de la ciencias económicas, la toma d decisión y el proceso decisional deben entenderse conjuntamente.

      Toma de decisiónes y proceso decisional

      De modo que, el modelo IMC de proceso decisional conceptualizado por el economista y sociólogo americano, Herbert SIMON (Premio Nobel de economía en el 1978), se descompone en 3 etapas principales:

      1. El conocimiento del problema: tomar en cuenta los elementos y el entorno proprio de la decisión.
      2. La modelización del problema: tener una vista rotunda de las diversas opciones y soluciones a su disposición.
      3. La elección de la acción: como elegir y que elegir.

      En las organizaciones o instituciones públicas, el proceso decisional conduce en la mayoría de los casos a un compromiso, una convención o un contrato: los objetivos de las distintas formaciones convergen hacia un objetivo común.

      Se busca, por la negociación, a dirigir los procesos decisionales para un resultado, no perfecto, pero si satisfactorio y perfectible con el tiempo porque la racionalidad de los actores queda, de todos modos y frente a la complexidad creciente, limitada.

      Herbert SIMON pensaba que la racionalidad de los actores económicos estaba limitada por 3 principales hechos:

      1. La información disponible.
      2. Las capacidades del tomador de decisiones.
      3. Las motivaciones del tomador de decisiones.

      « Para entender una toma de decisión dentro de una organización, es necesario analizar los procesos, es decir las diferentes etapas que conducen a hacer elecciones en relación con los comportamientos de los actores y las influencias y poderes que se ejercitan dentro de la empresa.”(4)

      Toma de decisiónes y actualidad

      Al nivel político y social, podemos yuxtaponer el mismo análisis para intentar entender los contextos complexos y las tomas de decisiones contiguas.

      Un ejemplo descartado de nuestra actualidad es la situación histórica de la demanda de soberanía política y territorial de Cataluña.

      Estamos en el 2017.

      Entendemos que la situación es compleja y podemos también constatar que es difícil entender toda la información disponible, durante una crisis, con el objetivo de hacernos una idea clara.

      Podemos, por ejemplo, constatar que ciertas capacidades de los tomadores de decisiones hacen el objeto de negociaciones enrevesadas que inclinan drásticamente hacia un equilibrio de poder ineluctable, cuyo final no nos dispensa aun, hoy en día,  de temer inquietudes reales et legítimas :

      • El reto que fue la defensa de las posiciones políticas ante el Senado español y la reactualización del debate: “Mientras el poder reside en el pueblo, la autoridad permanece en el Senado” (Hannah Arendt).
      • La excepción política y institucional que es la tutela de Cataluña por Madrid (Artículo 155 de la Constitución española) y su pérdida de autonomía de facto.
      • La singularidad (y el destino reservado) de la policía catalana (Mossos d’Escuadra), cuya creación fue en el 1718.
      • El debate de la “desobediencia civil”.
      • El pulso económico y los movimientos de sedes sociales.
      • La seguridad física y moral de los ciudadanos catalanes y españoles.

      Ya lo vemos, son las decisiones que escriben la Historia, al igual que nuestras historias.

      Una toma de decisión es un tiempo que se impone y hace autoridad cara-a-cara hacia nosotros mismos y los otros.

      Una decisión hace autoridad cuando apoyamos nuestro poder a nuestra propia capacidad a demostrar nuestra autoridad, fundando así la decisión en su propia legitimidad ontológica y convocando, de ese modo, cuando es necesario para un ser humano, algo tal una verdad inmanente : “Lo imprevisible en el ser humano”.

       

      Bibliografía (en francés)

      1) Bouchiki H., Kimberly J., Entrepreneurs et gestionnaires. Les clés du management entrepreneurial, Éditions d’Organisation, Paris, 1994.

      2) https://www.cairn.info/revue-francaise-de-gestion-2006-9-p-337.htm

      3) La théorie de l’autodétermination, Aspects théoriques et appliqués, Collectif coordonné par Yvan Paquet, Noémie Carbonneau, Robert J. Vallerand, Editions De Boeck Supérieur, Louvain-La-Neuve, 2016.

      4) Manageor, Les meilleures pratiques du management, Michel Barabel, Olivier Meier, Editions Dunod, Paris, 2006

      0 comentarios

      Enviar un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      Asociados

      logo-capcomartEspace Corps Esprit

      logo-speakeracademy logo-institutnoesis

      Pin It on Pinterest

      Share This